Envío desde Gratis!
Subtotal (impuestos inc.) 0,00 €
Total (impuestos inc.) 0,00 €

Jeringas para oidos

Las jeringas para oido se utilizan para la extracción de tapones de cerumen. Para ello se realizan lavados a presión con agua tibia, aceite o algun otro producto cerumenolítico. Esta técnica debe ser realizada por un profesional sanitario ya que un uso inadecuado puede dañar el tímpano o empujar más el tapón de cera.

Las jeringas para oido se fabrican en acero inoxidable esterilizable y reusable.

Mostrando 4 artículos.

Mostrando 1-4 de 4 artículo(s)

Filtros activos

Jeringa para oidos acero inoxidable 50ml.

rating 5 Opinión(es)
Disponible
16,90 €
IVA incluido
Envío desde 2,99€
Ver producto
Jeringa para oidos acero...
  • -13%

Jeringa para oidos acero inoxidable 100ml.

rating 9 Opinión(es)
Disponible
23,00 € 19,90 €
IVA incluido
Envío desde 2,99€
Ver producto

Jeringa para oidos acero inoxidable 150ml.

rating 3 Opinión(es)
Disponible
24,90 €
IVA incluido
Envío desde 2,99€
Ver producto
Jeringa para oidos acero...
  • -10%

Jeringa para oidos acero inoxidable 200ml.

rating 2 Opinión(es)
Disponible
31,00 € 27,90 €
IVA incluido
Envío desde 2,99€
Ver producto

Jeringas para oídos

En condiciones normales, nuestros oídos están protegidos de agresiones externas por una capa de cerumen, producido en glándulas del conducto auditivo.

En muchas ocasiones, la manipulación del mismo con bastoncillos u otros objetos puede llevar a una dolorosa impactación de la cera sobre el tímpano, pérdida de audición o infecciones del oído, siendo necesario un lavado de oídos por parte de un profesional.

Usaremos para ello las jeringas de oídos (disponibles en varios tamaños) que, tras llenarla de agua templada, y previo tratamiento durante dos o tres días con agua oxigenada rebajada, gotas o aceite para reblandecer el cerumen, introduciremos unos 5mm orientándola a las paredes, para buscar una zona donde se empiece a despegar el cerumen y podamos retirarlo.

Esta técnica debe ser realizada por un profesional, puesto que es realizada a ciegas ya que el cerumen impide ver dentro de la cavidad auditiva si hay alguna anomalía.