976 900 902 | Horario atención telefónica: L-V 9:00-17:00h 

Pulsioxímetros

La pulsioximetría es un método no invasivo, que permite determinar el porcentaje de saturación de oxígeno en sangre de un paciente con ayuda de métodos fotoeléctricos.

En Ortoweb Medical confiamos en los mejores fabricantes de pulsioxímetros, garantizando la efectividad de sus funciones.

6 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

6 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

Pulsioxímetros

La pulsioximetría es un método no invasivo, que permite determinar el porcentaje de saturación de oxígeno en sangre de un paciente con ayuda de métodos fotoeléctricos.

El pulsioxímetro emite luces con longitudes de onda, roja e infrarroja que pasan secuencialmente desde un emisor hasta un fotodetector a través del paciente. Se mide la absorbencia de cada longitud de onda causada por la sangre arterial excluyendo sangre venosa, piel, huesos, músculo, grasa y con estos datos se calcula la saturación de oxígeno en sangre.

Existen tres tipos de pulsioxímetros, de dedo, portátil y de muñeca, siendo los de dedo los más comúnmente utilizados, en el ámbito hospitalario y domiciliario:

     - Los pulsioxímetros de dedo son el tipo de pulsioxímetro más usado en los hogares ya que proveen la lectura de la saturación de oxígeno y el pulso, con tan solo colocarlos en la punta de cualquier dedo de la mano. Los hay con onda plestimográfica que nos indica si hay o no una buena lectura de dicho pulso y por lo tanto una buena medición o no. Normalmente funcionan con pilas y son muy prácticos, ya que puede llevarse de un lado a otro con facilidad.

     - El pulsioxímetro de mano o portátil es un equipo más sofisticado y su uso es más común en hospitales, ya que el dispositivo está formado por un sensor que se coloca en el dedo y que se conecta a un aparato portátil que es el que arroja los resultados de la búsqueda.

     - El pulsioxímetro de muñeca en el que el sensor se coloca alrededor de la muñeca, como si fuera un reloj y su uso se limita a casos muy especiales en los que hay que monitorizar al paciente y éste no es capaz de mantener el sensor en el dedo todo el rato.

Los valores de saturación de oxígeno en sangre normales de una persona sana son de entre 95% y un 100%, siendo valores inferiores a estos, indicativos de necesidad de asistencia sanitaria.

Además de medir la oxigenación, los pulsioxímetros registran también el ritmo cardíaco, considerándose en un adulto un ritmo lento por debajo de 60 y un ritmo rápido por encima de 100.

Los pulsioxímetros emiten una lectura muy fiable, pero hay situaciones en las que la lectura puede verse distorsionada y no ser real en función a situaciones como que el paciente tenga anemia, un aumento repentino de pulsaciones y el movimiento del paciente en la toma de medidas, entre otros.

x
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.