976 900 902 | Horario atención telefónica: L-V 9:00-17:00h 

Vitrinas médicas

Las vitrinas de medicación son una parte del mobiliario clínico indispensable para una buena organización y gestión rigurosa de un centro, que nos ayudan a ser capaces de mantener un stock permanente de medicamentos y material renovable de calidad, reducir costos, ahorrar tiempo y optimizar el trabajo, y sobre todo al buen mantenimiento de los medicamentos que han de ser suministrados a los pacientes.

15 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

15 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

Vitrinas médicas

En la mayor parte de países existe una lista nacional de medicamentos esenciales, que simplifica el aprovisionamiento de un centro hospitalario, residencial o consultorio, permitiendo la posibilidad de ofrecer un mejor tratamiento gracias a la utilización más racional de los mismos, así como una mejor administración, abastecimiento y control de stocks necesarios.

Según esa lista anteriormente citada, los medicamentos han de estar agrupados y almacenados según su acción terapéutica, según la vía de administración y por orden alfabético.

Para ello son necesarias vitrinas médicas que permitan su identificación y almacenamiento de manera correcta y normalmente repartidos en seis grupos principales:

     – medicamentos orales

     – medicamentos inyectables

     – soluciones de perfusión

     – vacunas, inmunoglobulinas y sueros

     – medicamentos de uso externo y antisépticos

     – desinfectantes

Estas vitrinas médicas deberán constar de cajas basculantes donde los medicamentos de uso más habitual irán además identificados mediante una tarjeta colocada en la parte frontal y transparente del cajetín para una mayor identificación del producto.

Es importante también que las vitrinas dispongan de estanterías fijas internas donde será guardado el instrumental que necesita estar protegido de aquellas personas no autorizadas, para evitar un mal uso del mismo o incluso un problema accidental.

Para mantener la seguridad necesaria, las vitrinas de medicación deberán estar provistas de puertas con cerraduras y llaves, a las que solo tendrán acceso los profesionales acreditados para ello.

La buena conservación de los medicamentos depende además de la temperatura y humedad ambientales, por lo que dichas vitrinas, deberán estar colocadas en una habitación con buena ventilación, evitando la sobre exposición de los medicamentos al sol.

x
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.