976 900 902 | Horario atención telefónica: L-V 9:00-17:00h 

Desfibriladores

Los desfibriladores son unos aparatos electrónicos portátiles que diagnostican y tratan la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a la fibrilación ventricular (en que el corazón tiene actividad eléctrica pero sin efectividad mecánica) o a una taquicardia ventricular sin pulso (en que hay actividad eléctrica y en este caso el bombeo sanguíneo es ineficaz), restableciendo un ritmo cardíaco efectivo eléctrica y mecánicamente.

En Ortoweb Medical, disponemos de los desfibriladores semi automáticos más fiables y sencillos del mercado y con la fiabilidad y garantía de grandes fabricantes sanitarios, para que cualquier persona con pequeñas nociones, pueda hacer uso de ellos en una situación de emergencia y hasta que llega el equipo sanitario.

4 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

4 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

Existen dos tipos de desfibriladores:

Los desfibriladores manuales comunes, que son aquellos que podemos encontrar en un hospital, centro de atención sanitaria o en los vehículos de emergencia y que necesitan de personal cualificado para su manejo.

Los desfibriladores externos semi-automáticos (DESA), que son mucho más pequeños, portátiles y más sencillos de manejar por cualquier persona tras una pequeña formación sobre su uso.

Un desfibrilador portátil está diseñado para detectar los latidos irregulares del corazón y suministrar la cantidad de electricidad necesaria para que el corazón lata normalmente de nuevo., y poder estabilizar al paciente que está sufriendo una parada cardiorrespiratoria.

La diferencia principal entre un desfibrilador externo automático (DEA) y uno semi automático (DESA), radica en que cuando analizan a la víctima y aconsejan una descarga, el semi automático propone pulsar el botón de inicio por el reanimador y el automático descarga por si solo en una secuencia de 10 segundos.

Gracias a su facilidad de manejo y a su contrastada efectividad, cada vez es más frecuente encontrar un desfibrilador semiautomático en aeropuertos, gimnasios, hoteles, piscinas o en aquellos lugares frecuentados por muchas personas donde puede dispararse la posibilidad de un ataque al corazón donde la urgencia de actuación es un factor determinante en la salvación de una vida humana.

Los modelos IPAD CU-SP1 y el SP2, tienen un indicador continuo del estado del paciente y se autoajustan automáticamente de volumen según el ruido ambiente, pero es una característica exclusiva del modelo CU-SP2, la posibilidad de conectarse con un electrocardiógrafo mediante bluetooth.

Importante saber, que todos se auto chequean automáticamente en periodos programados diarios, mensuales, o al encendido, en función del uso habitual que se le dé al dispositivo

¿Cómo se utiliza un DESA?

Si vemos una persona inconsciente, debemos llamar al servicio de emergencias 112 e iniciar las maniobras de RCP si la persona está inconsciente y no respira.
Encender el desfibrilador y colocar los parches directamente sobre el pecho de la persona, colocando el parche superior en el lado derecho del esternón, y el parche inferior en la parte izquierda inferior del pecho.

El desfibrilador DESA analizará el ritmo (nadie debe tocar a la persona en este momento) y te indicará que presiones el botón de descarga si el ritmo cardiaco es anormal. Una vez aplicada la descarga, debe volver a realizarse la maniobra de RCP, proporcionando oxígeno y flujo sanguíneo al corazón y al cerebro, y se continuará siguiendo los mensajes del DESA hasta que llegue ayuda sanitaria o hasta que la víctima comience a respirar de forma espontánea.

Los desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) pueden diagnosticar y tratar una parada cardiorespiratoria. Ante una parada cardiaca el tiempo de respuesta es fundamental, un desfibrilador  ayudará a salvar vidas.

Los desfibriladores semiautomáticos están pensados para ser utilizados por personal no sanitario con un mínimo de formación:

    - Ámbito empresarial y sanitario - Clinicas, hospitales o empresas que velan por la seguridad del personal. Al contar con un desfribilador para emergencias reducimos de forma significativa los tiempos de respuesta fundamentales cuando llega el momento.

    - Ámbito deportivo - Ya nadie discute la necesidad de contar con desfribiladores en los campos de juegos, gimnasios o zonas deportivas. Prevenir los accidentes es la función de los desfribiladores, la tranquilidad para los equipos sanitarios.

    - Lugares públicos - centros comerciales, campos de fútbol o cualquier zona susceptible de tener grandes acumulaciones de gente. Un desfibirlador externo semiautomático DESA es importante como sistema de prevención.

    - Emergencias - Para quienes se dedican a la atención de personas en situación de emergencia no entenderían su trabajo sin un desfibrilador. Un apoyo en los momentos más complicados, una solución eficaz para los pacientes.

x
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.