976 900 902 | Horario atención telefónica: L-V 9:00-17:00h 

Electrodos para Compex

Los electrodos para electroestimulador Compex son unos parches autoadhesivos recubiertos de una capa gelatinosa, que hacen de conductores para hacer llegar el impulso eléctrico que genera un aparato de electroestimulación al músculo que se quiere trabajar. Para aprovechar al máximo un entrenamiento o programa rehabilitador, colocaremos el polo positivo en el punto motor del músculo y el polo negativo en la base del mismo.

9 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

9 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

¿Cuándo tenemos que sustituir los electrodos para Compex?

Cuando notes descargas bruscas de energía al realizar tu entrenamiento o programa rehabilitador, que hagan de la electroestimulación un momento incómodo o doloroso, es momento de cambiar tus electrodos por unos nuevos, o cuando notes pérdida de adherencia sobre la piel, ya que también estarán perdiendo la capacidad de transmisión de las ondas, o lo que es lo mismo, no estarás aprovechando toda la capacidad del programa que hayas seleccionado.

Consejos

  • No echar gel conductor al parche nunca salvo que esté muy desgastado y quieras darle unos pocos usos más hasta que los cambias por unos nuevos
  • Mantén siempre la piel limpia y seca antes de colocarte los electrodos. Si usas gel conductor para localizar la mayor sección de vientre muscular para colocarte el electrodo, limpia bien la zona antes de pegarlo.
  • Intenta tener la menor cantidad de vello posible en la zona a trabajar.
  • No colocar nunca electrodos en cara, cabeza o cuello, ni sobre todo LA ZONA CARDIACA.

Clases de electrodos

Existen electrodos en dos tamaños, (5 x 5 cm, ó 5 x 10 cm), y con dos modalidades distintas de conexión por cable o por snap (botón), siendo cada vez más utilizado el electrodo de snap ya que la conexión entre los cables y el electrodo, se hace con una simple presión evitando que se desconecten si el usuario se mueve.

Se recomienda su utilización por segmentos pequeños, usando electrodos de 5 x 5 cm, puesto que nos van a permitir trabajar el músculo de una manera más focalizada y distribuir la energía de mejor manera para conseguir una mayor eficacia.

Un ejemplo muy claro es la colocación de los electrodos en el cuádriceps, donde distribuiremos mejor la energía, si trabajamos vasto interno y vasto externo por separado. Para ello, colocaremos un electrodo de 5 x 10 de dos snaps, en la zona media-alta del cuádriceps, y uno de 5 x 5 cm, en la mayor sección de vientre muscular de cada uno de los vastos. Si tienes dudas de dónde se encuentra la mayor sección de vientre muscular de la zona a tratar, te puedes ayudar del lápiz de punto motor.

Consulta la tabla adjunta para ayudarte en la colocación de tus electrodos para Compex.

electrodos compex

x
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.